Nuestra historia

LA EDUCACIÓN ES LABOR DE TODOS

Con la plena convicción de que no sólo quería formar a su familia, educar a sus hijos, sino también forjar una sociedad con los conocimientos, aptitudes y valores que debe tener una comunidad para funcionar de manera adecuada, se cristalizó un día el sueño de la Sra. María Ofelia Molina de Maldonado. Siempre apoyada por su esposo, el señor Héctor Manuel Maldonado Villa, María Ofelia fue construyendo la ilusión de tener una escuela desde joven, allá en su Cananea querida, y llegó aquí, a Hermosillo, a hacer de sus quimeras una realidad: Colegio Americano del Pacífico, S.C. un plantel educativo que no sólo sienta las bases de la educación bicultural, algo que antes de su llegada no se conocía en estas tierras.

UNA ARDUA LABOR

Con el apoyo de la profesora Ana Dolores Tye Aguilar Águila, la maestra María Ofelia abrió las puertas del colegio por primera vez en 1980. En ese entonces, se improvisaba la escuela en las viejas casonas céntricas (calle Pedro Moreno 1980-81); residencias de clase media (calle Norwalk 1981-82) y casas de zona comercial (calle Revolución y Jalisco 1982-86), hasta que, debido al número de alumnos que querían ingresar al colegio, se decidió construir un edificio especialmente para esta escuela. Desde 1986, las instalaciones están en Blvd. Morelos y Alfredo Eguiarte, al norte de la ciudad.

UN CAMINO POR RECORRER

Tras el fallecimiento de la Sra. María Ofelia, en enero de 2011 a la edad de 72 años, es la familia Maldonado Molina quien se ha venido haciendo cargo del colegio, labor que ya todos desempeñaban desde hace algunos años, pero siempre con la plena convicción de seguir el camino de su madre: “Educar a nuestros alumnos en un contexto bicultural, que contribuya a elevar el nivel de vida de la comunidad a través de la adquisición de valores éticos y su desarrollo integral”. “Si estuviera sentada ella ahorita aquí, en su escritorio, se sentiría sumamente orgullosa, satisfecha; ella, de verdad, nunca se imaginó los logros que se han alcanzado en lo que han destacado los alumnos al egresar de aquí, y que se distinguen en el plantel al que llegan”, dijo su hija también maría Ofelia, quien ahora es directora de esta escuela.

Después de 36 años, Colegio Americano del Pacífico ha logrado hacer raíces, no sólo aquí en Hermosillo, sino que su nombre resuena internacionalmente.

Hace algunos meses, 19 alumnos de Secundaria dejaron huella en Londres en las olimpiadas de inglés BEO.  “Estando allá en aquella belleza de lugar que escuchaba yo el nombre de Colegio Americano del Pacífico, pensaba: “mi mamá cuándo se hubiese imaginado que el nombre de Colegio Americano del Pacífico se iba a pronunciar en Londres”, explicó María Ofelia.

Y los alumnos quedaron muy bien allá, tal y como quedan con la sociedad en la que desenvuelven al salir del colegio. Casi 36 generaciones han salido de esta institución, y son ellos, los jóvenes egresados quienes mantienen la filosofía de la señora María Ofelia y que es la filosofía del mismo plantel: “Creemos que la honestidad y la integridad nos proporcionan la aceptación de los demás y que la perseverancia nos ayuda al logro de nuestra visión”.