Ser exaCAP es ser parte de una familia. Es tener un hogar al cuál puedes regresar. Es una puerta abierta, con abrazos por montón y siempre una cálida sonrisa. Podrán cambiar algunos maestros y los salones no ser los mismos, pero ese sentimiento de pertenencia perdura. Como alumno CAP, desarrollé un sentido de responsabilidad y disciplina que me ha ayudado hasta ahora en mi carrera. Aprendí que la pasión y motivación comienzan desde uno y que, llegaré tan lejos como quiera, siempre apoyada de esa familia que quedó en el colegio.

– Ana Lucía Ochoa (Exalumna CAP)

 

Ser alumno CAP es aprender todos los días de temas nuevos que van más allá de lo que es indispensable saber, que van poco a poco despertando la curiosidad por un tema en el que queremos ser expertos, y si no, cuando alguien lo menciona sé lo básico sobre ello. Ser alumno CAP no es aprender disciplina, es vivir con disciplina todos los días, para poder lograr tus objetivos y así crear un hábito para toda la vida. Es construir relaciones personales sólidas, leales, sinceras. Es una amistad para siempre.
Ser exalumno CAP es recordar con nostalgia pero sobre todo con orgullo.

– Daniela Aello (Exalumna CAP)

 

CAP cada día de estos 10 años preparó a nuestro hijo para ser un egresado de secundaria con bases fuertes que le permiten tener la perspectiva de que el esfuerzo continuo es lo único que ofrece buenos resultados y con esa seguridad enfrentarse a los nuevos retos de la preparatoria.

– Fabiola Arreguín (Madre de Familia de Exalumno CAP)

 

Todo empezó porque deseaba que mis hijas aprendieran el inglés desde pequeñas, para hacerlo posible la mejor opción fue Colegio Americano del Pacifico.Mi deseo se cumplió, y además gracias al sistema educativo del CAP, aprendieron a ser excelentes estudiantes, las bases que adquirieron les siguen facilitando sus estudios en preparatoria y profesional.

-Mónica Tellechea (Madre de Exalumnas CAP)

 

Todo esfuerzo vale la pena cuando ves los resultados en las personas que más amas, tus hijos.
Ser mamá CAP, significó para mí cambio, preocupación y adaptación ya que sólo fue en la etapa más difícil de los jóvenes, en la adolescencia, en la secundaria, sin embargo al llegar al Colegio siempre vi el apoyo y el trabajo en colaborativo que hacía toda la planta docente y administrativa para adaptar y adoptar como un miembro más de la comunidad CAP a mi hijo, se adaptó y aprendió que en su formación debía continuar trabajando y modificando hábitos y rutinas con el fin de lograr ser mejor cada día, eso que le dio CAP hoy en sus estudios profesionales lo vemos como algo insustituible y que por nada cambiaríamos como familia, la secundaria y sus maestros dieron las bases para que hoy sea un alumno responsable, comprometido, trabajador y siga siempre en la constante búsqueda de la calidad por lo que hace, mi hijo y mi familia nos sentimos orgullosos por la aportación que CAP le dio y que es el sello para todos los jóvenes, esto de hacer sus estudios profesionales fáciles y sencillos gracias a la responsabilidad que forman en los adolescentes durante sus estudios de secundaria; siempre recordaremos nuestro paso como papás por CAP ya que tuvimos el apoyo y la palabra oportuna para saber qué hacer y cómo actuar, para así lograr lo que hoy vemos; un joven responsable a punto de terminar Ingeniería en Gestión Empresarial con un gran promedio y con un proyecto de vida ya bien determinado por continuar sus estudios de posgrado, que la vida lo permita y GRACIAS A CAP, por forjar el carácter y ayudar a concretar los sueños de nuestros jóvenes con ese sello de calidad, confianza y sencillez con compromiso que los caracteriza.

– Gina Larissa Medina de Villaescusa. (Madre de Exalumno CAP)